Inteligencia Emocional: Porque queremos un mundo mejor

Jesús de Nazaret caminó por el mundo moviendo conciencias, llamando a la conversión y creando un mundo mejor: el mundo que Dios soñó para el hombre y para la mujer.

Nuestro colegio de ideal cristiano se compromete de forma clara y activa con ello y desarrolla proyectos que tienden a mejorar la sociedad, siendo un pilar fundamental de ellos el programa de inteligencia emocional. De tal manera, en nuestra comunidad educativa se trabajan las habilidades que permiten comprender y gestionar de forma adecuada las emociones.

Dichas habilidades pasan por el  fomento  del análisis de la realidad de una manera crítica y objetiva. Nuestro alumnado trabaja para distinguir las interpretaciones personales de los hechos y acontecimientos reales, renunciando a tener la razón y a estar en lo cierto, para abrirse a la diversidad de opiniones.

Se invita a reflexionar sobre el futuro de cada alumno y de cada alumna: dibujan qué esperan de la vida, describen su vocación y cuál es su meta. Se les acompaña para que se hagan preguntas trascendentes y profundas sobre su propia existencia y sobre qué pueden aportar a la sociedad.

Consideramos que es muy importante ser honestos, rigurosos y laboriosos como forma de vida por esto se afianza la importancia de ser fieles a la palabra dada, al cumplimiento de la responsabilidad y al compromiso adoptado.

Se impulsa el trabajo en equipo, sabiendo ver en la diversidad de formas de trabajo y de opiniones una oportunidad de crecimiento y enriquecimiento personal, descartando al “otro” como una amenaza.

Por otro lado, se apoya al alumnado en su proceso de maduración personal para que sean dueños de su conducta, generando personas autónomas y responsables que afrontan todas las circunstancias de la vida con proactividad.

Además, se desarrollan exposiciones orales en clase y en tutorías en las que el alumnado puede expresarse con asertividad en público, transmitiendo sus conocimientos y opiniones de forma clara y sencilla con confianza. De la misma manera, se aviva la escucha activa y atenta de los demás, con el ejercicio de la empatía y la valoración de las opiniones de los demás. 

X